WildAid

Creemos que cuando se detenga la compra, la matanza también lo hará.

El comercio ilegal de vida silvestre es una industria global multimillonaria en gran medida impulsada por la demanda de los consumidores en las economías en expansión. Si bien la mayoría de los grupos de conservación de la vida silvestre se centran en los estudios científicos y los esfuerzos contra la caza furtiva, WildAid trabaja para reducir el consumo mundial de productos silvestres y para aumentar el apoyo local para los esfuerzos de conservación.

También trabajamos con gobiernos y socios para proteger las frágiles reservas marinas de la pesca ilegal y el aleteo de tiburón, para aumentar la voluntad pública y política de los esfuerzos contra la caza furtiva y para reducir los impactos del cambio climático.

Contamos con convenio marco con el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Agencia de Bio-seguridad de Galápagos (ABG), la Dirección del Parque Nacional Galápagos, y la Sub-secretaría de Gestión Marino y Costera.