LOS DELFINES COSTEROS CONECTAN ÁREAS MARINAS PROTEGIDAS DE MANABÍ Y SANTA ELENA

LOS DELFINES COSTEROS CONECTAN ÁREAS MARINAS PROTEGIDAS DE MANABÍ Y SANTA ELENA

Los primeros monitoreos a los bufeos costeros de la zona del Parque Nacional Machalilla (Manabí) muestran un movimiento entre el Refugio de Vida Silvestre Marino Costero Pacoche, la Reserva Marina Cantagallo-Machalilla, el Parque Nacional Machalilla y la Reserva Marina El Pelado.

Foto: Fernando Félix

Estos monitoreos comienzan a evidenciar la conectividad ecológica entre estas áreas marinas costeras protegidas de las provincias de Manabí y Santa Elena, y por ende la importancia de incrementar la protección y vigilancia de estas áreas protegidas.

En estudios anteriores de la especie al estuario interior del golfo de Guayaquil, donde esta especie es mejor conocida, su rango de distribución era más focalizado, por ejemplo, en las áreas del Refugio de Vida Silvestre Manglares El Morro, y en áreas de custodia de manglar como lo son Asociación Seis de Julio y Cooperativa Nuevo Porvenir en los alrededores de la Reserva Ecológica Manglares Churute.

Cristina Castro y Fernando Félix, investigadores del Proyecto Delfines Costeros

En los primeros resultados de los monitoreos y los análisis respectivos, se encontraron que dos delfines fotografiados en Puerto Cayo el 2 de febrero fueron nuevamente registrados dos días después en Cadeate (Santa Elena), aproximadamente a 70 km de distancia. Uno de estos delfines había sido también fotografiado en 2015 en Valdivia y en 2018 en Puerto López, lo que demuestra un alto nivel de residencia a lo largo de esta amplia zona.

A inicios del 2021: Pacific Whale Foundation, Museo de Ballenas y WildAid se aliaron para implementar el Proyecto Delfines Costeros, cuyo objetivo es incrementar el conocimiento sobre los delfines mulares costeros en las costas del Parque Nacional Machalilla.

Los delfines se pueden reconocer individualmente gracias a marcas naturales como los cortes que tienen en el borde posterior de la aleta dorsal. Esto funciona como la huella digital, pues los cortes que se hacen son permanentes, aunque pueden aumentar el número o hacerse más grandes con en el tiempo. 

Foto: Fernando Féliz

Leave a Reply

Your email address will not be published.