Iniciativa Conjunta para Combatir la Pesca Ilegal: Programas de Vigilancia Comunitaria continúan en Yucatán

Iniciativa Conjunta para Combatir la Pesca Ilegal: Programas de Vigilancia Comunitaria continúan en Yucatán

Durante el mes de marzo se lanzaron programas de vigilancia comunitaria en Yucatán, coordinados por la Federación de Cooperativas Pesqueras y puertos locales, en colaboración con autoridades municipales, estatales y federales. En el evento participaron instituciones gubernamentales ambientales, de pesca, de seguridad y marítimas, y comités comunitarios de distintas áreas, incluyendo Arrecife Alacranes, Chicxulub Puerto, la Zona Oriente, Celestún y su Zona de Refugio Pesquero. Además, se estableció el Comité Comunitario de Inspección y Vigilancia en el Puerto de Dzilam de Bravo, un lugar estratégicamente importante debido a la prevalencia de pesca furtiva y su impacto en los recursos marinos.

Los primeros dos trimestres del año son críticos para la pesca en la región debido a las temporadas reproductivas de los principales recursos pesqueros; actualmente se encuentran en veda la captura de langosta y pulpo en Golfo de México y Mar Caribe. Previo al final de la veda de mero, combatieron la pesca ilegal con el decomiso de embarcaciones mayores de pesca y el aseguramiento de cantidades de mero rojo y negrillo, como otras especies de escama por no contar con la documentación requerida. La Comisión de Vigilancia del Refugio Pesquero Celestún mantienen acciones de difusión y vigilancia en la zona; en este puerto se ha incrementado la atención y respeto a la normativa de pesca debido principalmente a la participación activa de la comunidad. En la Zona Oriente se realizan operativos frecuentes en coordinación con Autoridades, donde se han decomisado embarcaciones menores y sancionado a pescadores furtivos por no respetar temporadas, tallas y artes de pesca. Ahora con el apoyo del Comité de Dzilam de Bravo, se ha logrado mayor atención a la pesca ilegal de pepino de mar y se ha mejorado la comunicación y colaboración con SEMAR y CONAPESCA en dicho puerto.

Es necesario continuar con esfuerzos para detener la captura y comercialización ilegal e irregular de recursos pesqueros para preservar la distribución, abundancia y reclutamiento de las poblaciones, asegurando así condiciones óptimas y sostenibilidad futura para la pesca en Yucatán. WildAid aplaude el trabajo conjunto realizado y se compromete a seguir colaborando con instituciones y comunidades que apoyan la protección y conservación de especies y ecosistemas marinos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.